Seguimos con nuestra sección a pie de calle para mostrarte curiosidades relacionadas con el diseño, publicidad y cartelería que encontramos en nuestra vida cotidiana.

Creo que los encargados de colocar estos carteles obviaron preguntarse cual era su distancia adecuada.

Esta es una foto que me tomaron esperando el tranvía en El Campello (Alicante). Lo realmente curioso es que los carteles de los horarios estaban puestos a unos cuatro metros de distancia. Y no hay nadie que sea capaz de leerlos, o al menos nadie humano. ¿Cuando llega el tranvía? ¡Ah! ¡Sorpresa!

Carteles, señaletica en el Campello (Alicante)

En fin esperamos que los ciudadanos de El Campello ya conozcan los horarios del Tranvía o se haya decidido corregir este pequeño problema